sábado, 11 de diciembre de 2010

¡Que no nos falte de na!

¡Que no nos falte de na!, dice una sevillana de los Cantores de Hispalis que nos cantaron en el festival del mes pasado a beneficio de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes y San Juan de Dios. Yo digo que no nos "falta" de nada este año en nuestro pueblo. Aún no sea ha acabado el año y vaya la cantidad de novedades que vamos a conocer.
Hemos pasado de tener una sola parroquia a tener dos. De tener un solo cura a tener tres. De lo oscuro a lo claro (en el decir de todo un pueblo), refiriendose a los cambios continuos que hay ahora en nuestra parroquia.
En estos aspectos referentes a nuestras parroquias, yo creo que la mayoría del pueblo, se siente satisfecho.
Con respecto al título de la entrada, de que no nos va a faltar nada por conocer este año, me refiero a que no solo en estos términos hemos cambiado del Bormujos que se nos fue, (como dice el libro), sino a que de un tiempo a esta parte, también hemos cambiado en: que antes al ser menos habitantes, nos conociamos todos y ahora es raro el día en el que al encontrarnos en la consulta del médico o en culquier otro sitio de diez personas, solo conozcamos a tres. De todas formas bienvenidos sean, y a la vez ir erradicando la palabrita de "forastero" de una vez por todas.
Si eso nos pasa con las barriadas más cercanas al nucleo primitivo del pueblo. Imaginense los que viven por ejemplo; en Los Caballeros, una barriada alejada y menos concurrida, dandose la circunstancia y quizás será por eso, que no hayamos tenido la oportunidad de conocer al "visionario" o "iluminado", título puesto por mi al personaje que nos ocupa hoy en esta entrada.
Mi comentario sobre (este vecino de esta barriada), es por una historia macabra que ha escrito, sobre unos hechos ocurridos (según él), hace aproximadamente cincuenta años en la Hacienda La Peregrina. Hacienda que dicho sea de paso, habría que recordarla siempre, por lo que fue, un lugar donde hubo mucho trabajo en la cual vivieron familias dentro. Lugar donde tuvimos la suerte de que el Rey Alfonso XIII, nos visitara y como un edificio antiguo muy emblemático, que si se rehabilitase, sería un lujo poderla disfrutar. A continuación pongo una reseña sobre la hacienda, donde hace referencia a su construcción y a su uso.
--
Situada en un montículo junto a un arroyuelo que desemboca en el río Pudio cerca del pueblo de Bormujos. Se organiza en torno a un patio principal con pozo en cuyo arco se lee la siguiente inscripción: “Esta hacienda nombrada de Ntra. Señora del Rosario o La Peregrina la empezó Don Francisco Javier de Tovar, Ministro General de Comercio, Moneda y Minas y Diputado de San Telmo. Marzo de 1.759”. AL fondo del patio queda el señorío, en dos plantas, en cuya fachada aparecen tres arcos de medio punto sobre columnas, con el central rematado en balcón orlado con escudo de piedra y dos cerámicos. Interiormente cuenta con una suntuosa escalera y zonas nobles con buen artesonado. A la derecha del patio está el molino aceitero con esbelta torre mixta acabada en cubierta a cuatro aguas sobre arcos que descansan en columnas y pilastras. A la izquierda, y simétricamente al molino, queda el lagar y bodegas con torre mixta análoga pero menos esbelta que la primera. Todas las fachadas al patio, conservan restos de pinturas murales sobre estuco. De propiedad privada, en el año 1928 se instaló en el molino la primera prensa hidráulica que se mostraría al año siguiente en la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
---

De esto a como el "iluminado" la pinta, da mucho que desear. Según él, en la mencinoada hacienda, se cometieron "tres crímenes" entre los cuales estaban sus abuelos. Comenta que el primero fue el pescadero del pueblo. La segunda fue su abuela y el último su abuelo.
Desde luego cuando lees la historia, lo que primero piensas, este tío, tiene vsisiones. Por otro lado si este relato fuese relativo a personas que a él no le atañesen, podría ser más o menos creible, para cualquier persona que no fuese de Bormujos. Lo más significativo es implicar en su "relato-visión", a sus abuelos.
Seguro que vosotros cuando lo leais estareis de acuerdo conmigo de que esta historia no tiene ni pies ni cabeza. Primero como nota anecdotica, en esas fechas solo ocurrió un hecho, que no tuvo importancia, porque al que le ocurrió, no le paso nada. ¿Se acuerdan cuando Dominguito el de Florencio se cayó al arroyo del alperchín?
Si nos acordamos de eso, pienso que la mayoría de mi edad y aún mayores se acordarían, también de un hecho tan trágico como el que relata. Pedro Manuel F.P., que por cierto no se quién es.
Vecino según él de la barriada los Caballeros, de la cual se tuvo que ir, por el miedo que sentía, debido a la proximidad con la finca donde fueron asesinados sus abuelos.
Si recuerdan también, en aquella fechas solo había un pescadero antiguo y a mi me cosnta, que no murió en las circunstancias expresas por el "iluminado", murió en su casa con su familia y de muerte natural. Ninguna persona consultada por haber vivido y tabajado dentro de la hacienda, conoció a esta pareja de ancianos y menos que muriesen tan trágicamente.
De todas formas os pongo varios trocitos de esa página.

--
Estos acontecimientos ocurrieron en un pueblo del aljarafe sevillano llamado Bormujos, hace unos 50 años aproximadamente. Yo era un vecino de este pueblo, del que me tuve que ir por los sucesos por los cuales me quedé trastornado, ya que lo que voy a contar le sucedió a un familiar mio.

Yo vivía en la Urbanización de los Caballeros con mi familia, y me tuve que trasladar a Cáceres por miedo a que me sucediera a mi. Mi padre, unos días antes de fallecer de un derrame cerebral, me confeso la historia que os voy a contar.

En la Hacienda la Peregrina ocurrieron unos sucesos muy extraños. Mi abuelo tenia unas tierras al lado de la Peregrina. Una tarde llamó su atención unas manchas blancas en la fachada del campanario. Se acercó y descubrió que se trataba de un rostro que curiosamente se parecía al pescadero del pueblo. Al principio no le dio importancia, pero a la mañana siguiente se enteró de que había muerto alguien al escuchar varios toques de campanas. En el desayuno le contó su mujer el macabro hecho. Unos niños que jugaban cerca de la Peregrina encontraron el cuerpo sin vida, colgado boca abajo de un hombre decapitado. Se trataba del pescadero.

Una semana después se acercó al campo para hacer sus labores, como de costumbre, y vio otra mancha blanca en la fachada. Se acercó y un escalofrió inmenso recorrió su cuerpo cuando vio reflejada la cara de su mujer. . Salio corriendo hacia el cuartel de la Policía, y les contó lo sucedido. La Policía no le hizo caso, ya que pensaban que estaba loco. Pero al día siguiente se levantó y vio que su mujer no estaba en la cama, y se asusto. Llamaron a la puerta y vio que se trataba de la Policía, y entonces se le vino el mundo abajo. Habían encontrado a su mujer en la misma circunstancia que al pescadero, colgada boca abajo y sin cabeza en un ciruelo cercano a la Peregrina. Él pasó unos días muy triste, pero a la semana siguiente, como de costumbre, volvió al campo para ver si había mas rostros en el campanario de la Peregrina. Cuando llego al campo y vio que había otra mancha blanca, el pánico se apodero de el. Era su cara la que estaba reflejada en la fachada. Él fue de nuevo a la comisaría y durante esa noche estuvieron vigilando la zona, pero todo fue inútil. Mi abuelo apareció decapitado en el mismo ciruelo que su mujer, colgado boca abajo y sin cabeza .
La Policía, tras registrar la casa de mi abuelo encontró en un cajón las fotos del pescadero, de mi abuela y de él mismo. Las fotos tenían marcas blancas de haber sido utilizadas para realizar las caras que aparecían en la fachada del campanario de la Peregrina. El asesino había sido mi propio abuelo, y nunca supimos los motivos de sus acciones. Él mismo se subió al ciruelo, se ató los pies a una rama y se decapitó para que no sospecharan de su autoría.
Pedro Manuel F. P.

Nota: En aquellas fechas no creo que existiese Comisaría de Polica, de la cual él hace referencia. Otro dato significativo, si el abuelo fue el asesino, ¿como se cortó la cabeza él solo?...
---
--

2 comentarios:

edy dijo...

Parece inverosimil ¿no?.He entrado en la pagina donde está el texto y existen comentarios como este,lo copio y pego tan como está:

hola muy buenas no se que le pasa a este personaje o personajillo que se dedica acontar estupideces esa historia no es cierta mi abuela trabajo desde muy joven en la peregrina y ninguna persona mayor del pueblo de mas de 85 años escucho esa historia, por que no paso nunca ,es mas como dice los campo de alrededor que había y hay son de la
peregrina. En esos tiempo la peregrina era muy grande y para mas información del hombre que, el señor este dice el pescadero era el visabuelo de un amigo mio y no murió asi y en ese tiempo no había cuartel de la policía, lo cual ese señor que se deje de tonterías.

Más parece que señor tomó el nombre de Bormujos para inventarse un relato de miedo o cosa asi.
Un saludo Paco.

rutas culturales bormujos dijo...

Muy bueno, se parece a las historias de terror que se cuentan cuando eres niño. Creo que son leyendas urbanas que se extrapolan a diferentes municipios, como la chica de la curva, etc.