sábado, 19 de diciembre de 2009

Recuerdos

Dirán ustedes que soy pesado con el tema de la memoria. Pero es porque es el temor a lo venidero, cada vez más acentuado y en personas jóvenes todavía. Te encuentras cada caso que te dejan, no solo preocupado, si no que te hacen reflexionar, sobre si lo que hacemos es lo correcto o por el contrario, nos vamos angostando cada día, sin activar nuestra mente, para que el maldito mal ese, nos atrape.
Mejor ni pensarlo, por eso os voy a poner algunas cositas que os hará, activar esos resortes que cada uno tenemos en nuestro cerebro y, que de no darle uso, se va atrofiando.


" la radio "


¿Se acuerdan de la Radio?
Yo me acuerdo que cuando la gente escuchaba las novelas, se ponían delante de ella, como si de un momento a otro el personaje, fuese a salir por allí.
O de imaginarte como serían físicamente los locutores, solo con escucharlos en sus programas, eso conllevaba el llevarte la desilusión, cuando alguna vez en Sevilla veían a Rafael Santistebán. Por la radio parecía un (tiarrón del norte) y, por la calle, tenía la altura de un (buzón), de correos.
O creer que la actriz, Juana Ginsón, que siempre hacía el papel, de mala en las novelas, era así en la realidad y, después comprobabas que en persona, era una mujer amable y cariñosa, que no tenía nada que ver con su personaje en la serie.

Seguimos con el aparato de entonces, que era lo máximo que había en aquellos tiempos.
En esa época, ( lo que hoy llaman publicidad), se emitían a través de la Radio. Utilizaban canciones hechas expresamente para el producto y, siempre muy pegadizas, así la gente de escucharlas muchas veces, se iban quedando, (nunca mejor dicho), con la copla.






Como por ejemplo.- El Okal, ¿se acuerdan? Decía así.

OKAL – OKAL – es el remedio del dolor
OKAL – OKAL - es un producto superior

La tableta Okal es hoy el remedio más sencillo,
Yo no voy a ninguna parte, sin llevarla en el bolsillo,
Y al emprender un viaje, por lo que pueda pasar,
al hacerme el equipaje, pongo un sobrecito Okal.

OKAL – OKAL – es un remedio del dolor
OKAL – OKAL - es un producto superior

Si me aqueja un mal catarro cuando llega el mes de Enero,
El remedio nunca amarro, ni me asusto, ni me altero,
Lo combato a maravilla, con un arma sin igual
Con un arma tan sencilla, como la tableta Okal.

OKAL – OKAL – es el remedio del dolor
OKAL – OKAL - es un producto superior

Yo que siempre alegre he sido, vi perdido mi alegría,
Amargado y dolorido, una jaqueca me tenía,
Y desde que Okal he tomado, vuelvo a ser un hombre jovial,
Mi jaqueca se ha calmado, viva la tableta Okal.

OKAL – OKAL – es el remedio del dolor
OKAL – OKAL - es un producto superior.

"las cajitas de lata"
--

1 comentario:

edy dijo...

Las personas ,siempre solemos evocar,los sucesos del pasado,nuestra niñez,la mili etc y cuando nos convertimos en ancian@s,son las famosas batallitas,saludos.