martes, 7 de septiembre de 2010

Por fin la luz al final del tunel

Por fin se ve una luz de esperanza al final de todo el proceso que hemos vivido en nuestro pueblo en estos tres e interminables meses.
Ayer por fin se conocieron los nombres de los nuevos sacerdotes que vienen a nuestras parroquias.
En principio creo que vienen de Coadjutores, para que lo entendamos mejor, ayudantes de los actuales.
Al parecer el Sr. Obispo el día cinco en la Catedral cuando se ordenaron, les fue diciendo a cada uno, cual era su destino.
Pero los que fuimos ayer a la primera misa de uno de ellos en el Convento de las Dominicas, tuvimos la suerte de conocer a los dos y saber de viva voz, quien era el de cada parroquia.
Fue un acto muy emotivo y bonito, duró casi dos horas, pero no se nos hizo largo para nada. Pablo Sanchez Andino, vecino de Nueva Sevilla y uno de los nuevos sacerdotes ordenados fue el que dijo su primera misa ayer en la Capilla del Convento. Su destino, nuestra parroquia de Nuestra Señora de Lourdes y San Juan de Dios.
Resultó ser el hijo de una mujer entrañable, Inés, asidua a la mencionada parroquia desde su inicio y que además, toca la guitarra y dirige los cánticos que se hacen en la misma.
Fue después al terminar este acto en el Convento y fuimos a un salón que tienen las monjas anexo a la capilla, para tomar el aperitivo que habían preparado, (por cierto muy bien) y destacar como siempre los pastelitos de crema que ellas hacen siempre en cada evento de este tipo. Estando charlando entre todos los asistentes, se me ocurrió preguntarle a uno de los doce nuevos sacerdotes, si él sabía quien era el que vendría a Nuestra Señora de la Encarnación. Al chaval le faltó tiempo para presentarnos a Manuel Jesús. La primera impresión de todos en aquel momento fue muy grata, se ve una persona: amable, simpático, extrovertido y con muchas ganas de trabajar . Fue saludando a cada uno y manifestándoles sus ganas de llegar y empezar a ejercer su sacerdocio, como cura de Bormujos. Nos dijo que su primera misa es en su pueblo, Camas el día 14 en la Parroquia de Santa María de Gracia a las 20.30 horas. Que la misa de acción de gracias, será en Gines el día 19 y que la llegada a Bormujos estaba todavía pendiente de lo que le dijese el vicario.
Si quiso dejarle a todos los bormujeros allí asistentes, su entusiasmo por comenzar de nuevo y sin comentarios de tiempos pasados, él quiere partir de "cero", trabajar mucho y tratar de arreglarlo todo lo mejor posible, pero que no va a aceptar el que le hablen mal de ningún compañero. Que lo pasado, pasado está.
Que él sería simplemente, Manuel Jesús, que no le gusta que le digan de usted, ni que le digan, don. Manifestó que él se sentía de pueblo como nosotros y nada más.
Físicamente les diré que es como la "colonia", que en tarros pequeños son las mejores.
Todos los que nos encontramos ayer con él, le deseamos lo mismo, mucha suerte en su caminar y esperamos que su andadura sea larga y buena.



--
Nota: El otro día me comentaron que una señora, "la niña la nieve", de las de siempre asistiendo a misa, manifestó que cuando por fin llegase el cura nuevo, tendrían que tocar las campanas, tal como se hacía antes. Pienso que no estaría nada mal hacerlo, ya que hay cantidad de niños y no tan niños, que nunca experimentaron ese acontecimiento.

--
---

1 comentario:

edy dijo...

Por cierto que me han hablado muy bien de él,al parecer era ayudante del cura de Gines,y un vecino de la localidad,habla gloria,de dicho cura como decimos en los pueblos de nuestra Andalucia,un saludo afectuoso Paco.